jueves, 10 de julio de 2014

Dedicatorias #1

 ¡Hola a todos! Hoy traigo una nueva entrada.
 Para empezar debería decir que soy una de esas lectoras que le encanta leer las dedicatorias de los libros, siento que si dicha persona que fue nombrada tuvo que ver en poco o mucho de que el libro este entre nuestras manos, y de alguna forma debemos estar agradecidos con ellos.
 Es por eso que quise compartir las que tengo en mi pequeña estantería, y cada vez que adquiera un libro voy a hacer una nueva entrada con su respectiva dedicatoria. Espero que lo disfruten de esta sección, y puedan conocer sobre estas personas que afectaron de buena, o mala, forma al autor:
Para Lucy Barfield. Mi querida Lucy, Escribí esta historia para ti, pero cuando la empecé no había caído en cuenta de que las muchachas crecen más rápido que los libros. Por lo tanto ya eres mayor para los cuento de hadas y, para cuando el relato este impreso y encuadernado, seras aún mayor. Sin embargo, algún día serás lo bastante mayor para volver a leer cuentos de hadas, y entonces podrás sacarlo de la estantería superior, quitarle el polvo y decirme qué opinas de él. Probablemente, yo estaré tan sordo que no te oiré, y seré tan viejo que no comprenderé nada de lo que digas... A pesar de todos seguiré siendo...Tu afectuoso padrino.

Lucy Barfield
El león, la bruja y el ropero de C.S. Lewis y fue dedicado a su ahijada Lucy Barfield, hija de  Owen Barfield, (amigo cercano del escritor). Ella tenía 15 años cuando el libro fue publicado por primera vez, el mismo año en que le diagnosticaron esclerosis múltiple (enfermedad que la acompañaría toda su vida). Años después cuando sus padres murieron, Lucy y sus dos hermanos fueron adoptados por una familia, y el señor Lewis los poyo con dinero para sus estudios y brindándole todo su cariño posible, convirtiéndose en un padrino excepcional para los niños.
En sus años de madures fue bailarina de ballet y cuando en los '60 su enfermedad comenzó a sentirse más se dedico a enseñar ballet y música. En 1970 se caso con uno de sus cuidadores, pero la alegría duro solo 12 años ya que su esposo murió de un ataque al corazón; fue allí cuando se traslado en el hospital, a principio de los '90 era una mujer que casi no podía hablar y comer por si misma.
Lucy Barfield falleció el 3 de mayo del 2003 en el Londres, en Royal Hospital de discapacidades neurológicas.

Al dedicarle su libro, Lewis, hizo de ella conocida por niños alrededor del mundo, y que durante los años que duro su enfermedad le llegaran innumerables cartas. 
Ella misma dijo una vez: "¡Que maravilloso oasis de placer que tengo en este mundo bastante terrible, siendo reconocida como Lucy. Muchas veces he pensado en lo fortuito que resulto de esta manera!

Algunos lectores jóvenes creían que ella era la misma Lucy del libro y le escribían preguntando sobre sus aventuras en Narnia, los lectores de más edad, sabedores de su enfermedad escribían para desearle su mejoría. Ella siempre afirmo de lo contenta que se sentía cuando recibía las cartas y que podría haber tenido una vida más sola sin esa dedicatoria. 


Perdón si la entrada a quedado muy larga y prometo que las otras serán mucho más cortas. Pero es que no saben cuanto me encanta esta dedicatoria,  y no era justo dejar a medias la historia de Lucy.

4 comentarios:

  1. aawww qué sección tan bonita^^
    me encantan las dedicatorias, yo quiero un padrino así >.<
    <33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! si la verdad , creo que todos queremos un padrino como él <3

      Eliminar
  2. ¡Que hermosa historia! Yo también soy una lectora de dedicatorias y nunca se me pasa por alto ninguna.

    Es una lástima que la vida de Lucy fuera así de dura :(

    Muy buena historia, un abrazo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es una pena la vida de Lucy, pero muchos lectores pudieron aliviaran su carga!

      Eliminar